24 feb. 2010

Una gota más de amor al océano

Y la magia sucedió de nuevo y la energía empezó a fluir y las letras a deslizarse por mi mente transformándose en palabras que se plasman en el papel como una pintura en su lienzo.

Hoy tengo otra vez la oportunidad de escribir y la idea que me viene a la mente es hacerlo sobre las particularidades que hacen que el amor fluya y que pueda expresar lo que siento.

Hoy voy a contarte acerca de la forma en la que vivo, en la que se desarrolla mi vida, en lo que conseguí con años de esfuerzo, estudio, visualización, vivencia y experiencia.

A veces cuando me encuentro con la gente en la calle y me pregunta en que ando, que estoy haciendo, donde estoy trabajando se me hace difícil responder. Mi vida es carente de rutinas más bien está llena de rituales, y esta simple transformación de rutinas en rituales me hacen muy feliz todos los días. Particularmente puede contarte hoy que me vida cambia todos los días y lo que hacía hasta ayer, hoy puedo si lo deseo dejar de hacerlo y comenzar algo nuevo. Como mi tío Sergio que le place encontrarse conmigo cada 6 meses para saber en que cosa nueva y fantástica (para él) estoy metido.

Hace 7 años estudiando la licenciatura en administración de empresas, hace 5 en Mendoza como gerente de una sociedad anónima licitando para exportar ciruela, y en el transcurso entre los dos trabajando en una radio, como tesorero de un club, como cajero de un restaurante, ayudando a crear una empresa de responsabilidad social empresaria. Después volví a estudiar para terminar lo empezado, me fui a convivir con la persona que era mi novia en ese entonces, llegando a la final nacional de un juego de simulación de empresas (el Desafío Sebrae). También comencé a cantar en el coro de la universidad y viajé a Colombia con el grupo, trabajé en el hospital Madariaga, creé una compañía financiera. Vendí una casa, me dediqué a la compra y venta de bienes, estudié para generar ingreso pasivo y hoy eso me permite tener la libertad para hacer de mis 24 horas lo que deseo y no tener la necesidad de ir a trabajar. Hice Yoga, Reiki, meditaciones, bailé hindú - Bollywood, me dediqué a hacer política universitaria, jugué al ajedrez y al basket profesionalmente, e hice todos los deportes que pude. En fin muchas cosas y diversas y sigo en la misma vía hoy estudiando la verdad con unos amigos de Taiwán, practicando un poco las enseñanzas de Confucio y de los Budas que el mundo nos regaló.

Hoy esa acumulación de pasado, enseñanzas y experiencias me permite como te contaba recién levantarme todos los días y preguntarme: ¿Qué tengo ganas de hacer hoy? ¿Qué quiero hacer ahora? Algunas veces decido yo, y otras es el universo quien me presenta distintas oportunidades que al estar conectado a mi intuición me permiten seguir y perseguir estas oportunidades.

Y volviendo a las preguntas que me hacen las personas con las que me encuentro, creo que la mejor respuesta es depende del día, me levanto todos los días y veo que hago. Es extraño, un par de veces lo intenté pero para la gente que me rodea y me lo pregunta es muchas veces difícil de entender y comprender, porque es un estilo de vida diferente al que llevan y diferente a su realidad y como siempre digo, somos todos distintos, sin mejores ni peores, sin buenos ni malos, sin discriminación, diferentes, como los 7000 millones que somos en este mundo. Y lo digo más claro aún 7.000.000.000 de seres humanos diferentes, donde 2 iguales en todo sentido aún nadie ha encontrado. Por esta razón será que a veces me divierto preguntando ¿Qué es normal? ¿Qué es ser normal? Y en la mayoría de las veces me río porque la respuesta gira en torno a las actitudes o formas de vida que presentan las personas que dicen esas respuestas. Para cada uno de ellos lo que hacen es normal y lo que hacen los otros, no tanto. Mi opinión al respecto es que lo que la sociedad define como normal es inexistente, porque ni siquiera existe un solo patrón en el mundo que se repita en todos los seres humanos. Y cuanto menos normales seamos, más comprenderemos las diferencias con nuestros hermanos con quienes cohabitamos en este mundo.

Gracias por leer una vez más


… bd …

No hay comentarios: